No es tiempo de callar

Isaías 62:1-12 Por amor de Sion no callaré, y por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su...

La mariposa y la flor

Cierta vez, un hombre pidió a Dios una flor y una mariposa. Pero Dios le dio un cactus….y una oruga… El hombre quedó triste, pues no...