top of page

No dejando de congregarnos

Hebreos 10:24-25 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.


Muchas veces ir a la iglesia se convierte en una rutina que para algunos representa una carga o una imposición. A veces puede que atravesemos situaciones que nos desaniman y dejemos de congregarnos.


Congregarnos, ir a la iglesia, es algo que debemos hacer no solo por obediencia a su palabra, sino que debemos hacerlo con gozo sin importar las circunstancias. Dios no desea que nadie se pierda y cuando dejas de congregarte quedas expuesto y en peligro de desviarte del camino y posiblemente no estarás preparado cuando el Señor venga a buscar su Iglesia.


Tal vez hoy te sientes desanimado o te faltan fuerzas para seguir, yo te aseguro que si decides llegar a la iglesia serás ministrado a través de una palabra, de una canción, de una oración o de un abrazo y recibirás una inyección de fe que te ayudará a sobrellevar las situaciones que se te puedan presentar durante la semana.


¡Dios te bendiga!

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page