El amor de Dios

Nuestro amor depende de nuestro estado de ánimo y está condicionado al tiempo y a las circunstancias, pero el amor de Dios no tiene...