top of page

No seas caña sacudida por el viento

En medio de tu desierto, cuando los problemas te abrumen y el panorama sea contrario a lo que esperas, no seas como caña sacudida por el viento, que fácilmente se deja llevar de aquí para allá por las ideas de otros; mantente firme en Dios, convencid@ de que eres Su hij@.


Que las dificultades formen en ti el carácter de Jesús, y descansa en Él.


Cree que Dios te va a restaurar y te va a levantar como mucho más que un profeta, que va preparando el camino para que el reino de Dios llegue a tu familia, a tus amigos, a tus vecinos, a tus compañeros de trabajo.

En medio de tu situación, acepta la invitación de Jesús y acude a Él, porque solo en Él encontrarás el descanso que necesita tu alma.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page