Dios toca a tu puerta

 

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo." Apocalipsis 3:20  

Blog

Dios es mi Defensor

Publicado el 19 Ee julio Ee 2014 a las 1:40


 

 

Muchas veces me pregunto Señor, ¿por qué la vida es tan difícil?; ¿Por qué tantos problemas? Enfrentamos un problema tras otro; y parece que la magnitud de estos incrementase constantemente y nos preguntamos; ¿Cuándo van a acabar tantos problemas? En realidad; ¿Dios está conmigo? Me parece que algún momento muchos de nosotros nos hemos hecho estas preguntas.

En muchas partes de La Biblia podemos encontrar respuestas a estas preguntas pero esta noche vamos a ir particularmente al Salmo 46; y vamos a ver cómo Dios a través de este Salmo nos responde a estas preguntas.

Salmo 46

46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

46:2 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar;

46:3 Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza.

46:4 Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo.

46:5 Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana.

46:6 Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la tierra.

46:7 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

46:8 Venid, ved las obras de Jehová, Que ha puesto asolamientos en la tierra.

46:9 Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el fuego.

46:10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

46:11 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Amén!!!!!

El salmista comienza con una declaración poderosa:

46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

¡¡¡DIOS ES NUESTRO AMPARO Y FORTALEZA, NUESTRO PRONTO AUXILIO EN LAS TRIBULACIONES!!! AMEN!!

¿¿Cuántos lo creen?? ¿¿Cuántos de verdad lo sienten en su corazón y creen esta palabra??

El salmista primeramente nos dice: Dios es nuestro amparo; que significa refugio, y un refugio es un lugar que nos brinda protección. También nos dice que Dios es nuestra fortaleza, y fortaleza significa la capacidad de soportar los problemas y adversidades.

Continúa diciendo que es nuestro pronto auxilio en las tribulaciones; es nuestra pronta ayuda en medio de nuestra aflicción. Por lo tanto, el salmista está declarando que estamos bajo la protección de Dios, y que Dios es el único que nos va a ayudar y nos va a sostener en medio de nuestra angustia; y debemos creer que solamente Él nos va a dar paz en medio de la tormenta.

Iglesia, es bien importante que entendamos lo que significa pronto auxilio; no se confunda!!

Cuando dice pronto auxilio; para nosotros puede parecer tarde, Pero El Oportuno Socorro De Dios Va A Llegar En El Momento Que Tiene Que Llegar, en el momento que está establecido dentro de su plan, que puede ser en 1 semana o en 2 meses o en 1 año, y no cuando nosotros queremos que llegue, Pero Debemos Estar Confiados En Que Su Ayuda Llegará

Y sobre todo, debemos entender que el tiempo que pasamos en la tormenta son procesos para afirmar nuestra fe y crecer.

Reconocemos que hay situaciones que nos causan confusión; pero es en esos momentos donde nos sentimos débiles e impotentes frente a las luchas de la vida, donde nuestra fe está siendo probada, que tenemos que poner nuestra mirada en Dios y no en las circunstancias, y declarar:

DIOS ES NUESTRO AMPARO Y FORTALEZA, NUESTRO PRONTO AUXILIO EN LAS TRIBULACIONES.

46:2,3 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza.

Iglesia, hay situaciones en las que sentimos que estamos siendo estremecidos como en un terremoto, que el mundo se nos viene abajo, y cuando pensamos que ya va a pasar… llega el tsunami nos arropa y nos arrastra.

Porque humanamente, frente a las circunstancias difíciles que nos presenta la vida, dudamos, sentimos miedo y nos paralizamos.

Y es interesante cómo en estos dos versículos, el salmista nos presenta eventos catastróficos que pudieran poner en duda la confianza de cualquier ser humano de sobrevivir a estos.

El salmista nos dice: si ya tenemos un refugio una fortaleza impenetrable que es DIOS, y habiendo reconocido que Dios es nuestro refugio; ¿por qué habré de temer?

Aunque hayan cambios; y todo a mi alrededor esté siendo removido, aunque la angustia me provoque tanto dolor que sienta que me esté atravesando el corazón. Aunque el problema esté creciendo y se haya convertido en una tempestad que ruja con intensidad, NO TEMERÉ.

Simplemente; no debemos temer porque tenemos a DIOS…

Y en las peores circunstancias de la vida, Debemos reconocer el gran poder de Dios.

Reconocer su poder nos va a dar seguridad en los momentos de crisis en nuestra vida. Aunque sientas que se te esté cayendo el mundo encima, Dios a través de esta palabra te dice, No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Que el miedo no te paralice, No dudes, no permitas que el miedo esté por encima de tu fe.

No importa cuán difícil sea la situación, Dios nos invita a poner en práctica nuestra fe y declarar que aunque todavía no vemos nada, y aquello que estemos esperando no haya sucedido, Dios está en control.

46:4,5 Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios, El santuario de las moradas del Altísimo. Dios está en medio de ella; no será conmovida. Dios la ayudará al clarear la mañana.

Yo siento que el salmista nos quiere dejar saber que hay un fluir de promesas, un fluir de bendiciones, que alegran a la ciudad de Dios, a su Iglesia, que es su santuario y su morada;

Tenemos la garantía de que esas promesas son inmutables y que cuando finalmente pase la tormenta, veremos cómo son cumplidas.

El salmista nos dice que Dios está en medio de su Iglesia, Que entendamos que Dios está en el asunto por más tormentoso que sea; en Isaías 12:6 dice Demos gritos de alegría, habitantes de Jerusalén, porque en medio de nosotros está el Dios único y perfecto, con toda su grandeza.

En tiempos difíciles, fácilmente nos desanimamos y nos alejamos de Dios pero es en ese momento donde debemos permanecer más cerca de él, en comunión, buscando su presencia.

Porque Su presencia es la clave para tener gozo y paz, en medio de las luchas y las crisis de la vida.

Nuestro trabajo es orar, adorar y confiar, mientras Dios soluciona aquello que nos causa ansiedad, y lo hará a Su tiempo y a Su manera.

Iglesia, aunque a nosotros no nos parezca, aunque haya momentos en que no lo podamos sentir, Dios está allí. ¡¡Solo tienes que clamar por ayuda!!

Porque la palabra dice que El Señor está cerca de los que lo invocan, y cumple los deseos de los que lo honran; cuando le piden ayuda, los oye y los salva. ¡Amén!

Iglesia, Dios está cerca de nosotros, para socorrernos y presto para ayudarnos. ¡Aleluya!

Por eso solo nos queda confiar y esperar en El, pero mientras lo hacemos, levantemos adoración y alabanza, porque no importa lo que esté sucediendo, él es digno de nuestra adoración.

A través de esta palabra, el salmista nos da a entender que habrá momentos de oscuridad lo que provocará en nosotros temor, dudas e inseguridad pero debemos tener la certeza que pronto llegará la provisión de Dios. ¡Amén!

Así que como dice la canción, la tristeza puede durar toda la noche pero la alegría del Señor viene al amanecer. Amén!!

Con la mañana llegará ese fluir de bendiciones que emana de Dios como un río, para su pueblo que somos nosotros. ¡Aleluya!

46:6,7 Bramaron las naciones, titubearon los reinos; Dio él su voz, se derritió la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Recuerda siempre; que no estás solo, el Dios de Jacob, el Dios de Moisés, el Gran Yo Soy, está contigo como poderoso gigante, no debes temer, porque Dios pelea por ti y Él es mayor que cualquier tribulación y lucha que tengas que enfrentar. Frente a él, la tierra tiembla y el enemigo retrocede.

Dios puede manifestar su poder y soberanía por medio del poder de su voz, que es su palabra.

Nosotros tenemos la Biblia que es la palabra escrita de Dios, lo que significa que tenemos el poder de su palabra para vencer los pensamientos que nos causan temor y que nos hacen sentir impotentes y derrotados.

Ante la adversidad, declara la palabra de Dios!! porque como dice la canción, por su palabra todo acaba y vuelve a empezar. Por la palabra, Dios creó el mundo, por la palabra Jesús enmudeció la tormenta, por la palabra Jesús sanó enfermos y echó fuera demonios, pero sobre todo, por la palabra Jesús enfrentó a Satanás en el desierto y lo venció.

46:8,9 Venid, ved las obras de Jehová, Que ha puesto asolamientos en la tierra. Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra. Que quiebra el arco, corta la lanza, Y quema los carros en el fuego.

En estos dos versículos el salmista hace referencia y echa una mirada atrás; a los eventos sobrenaturales sucedidos en el pasado, donde se manifestó el inmenso poder de Dios a favor de su pueblo. Y nos recuerda que ese Dios que se manifestó en aquel momento, es el mismo Dios que está en medio de nosotros.

Recuerda la obra de Dios en tu vida, cómo antes te ha ayudado a ti y a los tuyos, recuerda de dónde te sacó, cómo te restauró y te levantó.

Estudia la Biblia, y encontrarás muchos ejemplos de cómo Dios ayudó a sus hijos en medio de situaciones difíciles, cuando creyeron que todo estaba perdido; Dios abrió el mar para que el pueblo de Israel cruzara, y el ejército del Faraón que los mantuvo esclavos por tantos años, y venía detrás de ellos, pereció. Dios alimentó a su pueblo en el desierto, enviaba maná del cielo para que no pasaran hambre. Así mismo, cuando Daniel fue echado al foso de los leones, vivió porque Dios cerró la boca de los leones, y cuando Sadrac, Mesac y Abed-nego fueron echados al horno de fuego, Dios envió un ángel para que los protegiera y no fueron consumidos por el fuego, pero los que los echaron allí sí.

¡¡ Ese es el Dios al que nosotros le servimos!! ¡¡Aleluya!!

Estos testimonios del poder de Dios te servirán de estímulo cuando tu ánimo esté decayendo y te alentarán a seguir esperando confiado, en que el oportuno socorro de Dios llegará.

En Isaías 54:17 dice: Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio.

Así que hermanos, por qué vamos a temer?

Si por peor que veamos el escenario, tenemos un poderoso defensor parado entre nosotros y el enemigo; y le dice: “Si quieres meterte con mi hijo, tendrás que vértelas conmigo primero”. ¡¡¡Aleluya!!!

46:10,11 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Cuando comencé a trabajar con la predica vino a mi mente una situación que tuve en mi trabajo hace poco más de un mes donde me calumniaron, mintieron y me culparon de algo que no hice. Me dio mucho coraje que para justificar su negligencia frente a un cliente importante, se valieran de que yo estuve ausente y dijeran que no cumplí con mi trabajo; lo que no era cierto.

La falta de ética y profesionalismo me indignó, por lo que llamé al presidente de la compañía en varias ocasiones, pero no logré hablar con él, solo me envió un mensaje diciendo: no te preocupes, yo sé.

Por un momento me calmé, pero comienzan a llegar pensamientos a mi mente diciendo: ¿tú de verdad vas a permitir que digan eso de ti? ¿Tú vas a permitir que para que otros queden bien te hagan quedar a ti como irresponsable?

Y claro, no faltó el compañero de trabajo que fue a contribuir, echándole leña al fuego porque saben que soy muy impulsiva y que no soy de las que me quedo callada. E inmediatamente comencé a maquinar cómo iba a interrumpir esa reunión y decirle mil cosas a la persona que me había calumniado.

Pasé una noche horrible, desperté agitada en varias ocasiones pero como dice en el versículo anterior, Al Aclarar La Mañana Llega La Ayuda De Dios, ¡¡Amén, aleluya!!

Entonces llegó a mi mente ese río de promesas que están escritas en la Biblia. Llegué a mi trabajo, la puerta de mi oficina es francesa y en cada uno de los cristales comencé a colocar papelitos con la palabra de Dios.

2 Crónicas 20:17 En este caso, ustedes no tienen por qué pelear. Simplemente quédense quietos, y contemplen cómo el Señor los va a salvar. Judá y Jerusalén, no tengan miedo ni se desanimen.

Romanos 10:11 Dios no deja en vergüenza a los que confían en él

Salmo 37:6 Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodía

Isaías 41:11 Todos los que se enojan contra ti quedarán avergonzados y confundidos; los que contienden contigo perecerán, y serán como nada.

Romanos 8:31 Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?

Y de repente, llega a mi mente: Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Amén!!!

Y así mismo fue, esa ansiedad, esa presión en el pecho fue bajando de intensidad hasta que se fue por completo y pude sentir paz, esa paz que sobrepasa todo entendimiento.

Iglesia, Cuando te sientas acorralado, sin salida, No cedas terreno a la ira, al enojo o la venganza. No cedas ante la estrategia del enemigo ni tampoco trates de arreglar las cosas por tus propias fuerzas o por tus medios. En lugar de dejarnos vencer por las emociones, debemos estar quietos y confiar en Aquél que puede hacer que todo obre para nuestro bien.

En Aquel Que Es Tu Refugio, Tu Fortaleza, Tu Pronto Auxilio, El Que Nunca Te Abandona, Sobre Todo En Los Momentos Más Críticos De Tu Vida.

Dios es justo, el cliente envió una comunicación con evidencia que sustenta que fue un error técnico (métodos, procedimiento) o sea, nada que ver conmigo o con mis responsabilidades. Pero esta comunicación llegó como dos semanas después. ¿Ustedes se imaginan si yo hubiese estado todos esos días peleando, discutiendo, perdiendo tiempo y esfuerzo en algo que al final solamente me desgastaba a mí? Porque la otra persona estaba muy tranquila, hasta que llego la carta, claro está.

¡¡¡Dios me hizo justicia y no me dejó en vergüenza!!!

Pero tuve que aprender a estar quieta y esperar en El y no solo eso, pude darle testimonio a mis compañeros de que ya no tengo por qué defenderme de las injusticias, ellos pudieron ver que yo no tengo que hacer nada, porque le sirvo a un Dios justo que pelea por mí.

Recuerda que la gloria es de Dios siempre, cuando estés atravesando dificultades, muchas veces el escenario va a empeorar, para que no haya duda de que por tu esfuerzo no lo podrías haber logrado, Que Solo La Mano De Dios, Moviéndose A Tu Favor Te Librará Del Ataque Del Enemigo.

Entonces Todos Verán Que No Estás Solo, Que El Dios De Los Ejércitos Está Contigo Como Poderoso Gigante. Tu Victoria Será Para Honra Y Gloria De Su Nombre. Amén!!!

IGLESIA, HOY DIOS TE ESTÁ DICIENDO: DESCANSA, YO SOY TU DEFENSOR, TEN PAZ.

Cuando descansas y confías en Su poder y soberanía, vences el temor, la ansiedad y la preocupación que te roban tu paz interior. Permanece quieto, Dios no necesita ayuda.

En momentos de frustración, corremos el riesgo de tomar decisiones impulsivas que podrían afectar el resto de nuestra vida; muchas veces tratando de ayudar a Dios, entorpecemos los planes que él tiene para nosotros, que siempre son mejores que los nuestros. Él sabe lo que hace y cuándo tiene que hacerlo. No tomes la justicia por tus propias manos, deja que sea Dios quien se encargue de hacerlo todo. Declara la palabra y alaba mientras esperas su justicia.

En Aquel Que Es Tu Refugio, Tu Fortaleza, Tu Pronto Auxilio, El Que Nunca Te Abandona, Sobre Todo En Los Momentos Más Críticos De Tu Vida.


Por: Noemí Zoé Rodríguez

Categorías: PREDICAS

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

6 comentarios

Responder Larissa
9:32 Eel 28 Ee julio Ee 2017 
Excelente mensaje, no pare de llorar al leerlo, sentía a Dios hablandome y abrazandome, viene un escenario a mi vida donde yo me esfuerzo y el es mi porrista papá dándome ánimo. Soy de Venezuela, podras imaginar como humanamente nos sentimos, pero Dios nos lleva a otro nivel para ver el proceso espiritual de Vzla y la protección para sus hijos, Gracias excelente mensaje, Dios le siga usando grandemente.
Responder MARISEL CABEZA
10:39 Eel 14 Ee septiembre Ee 2016 
BENDITO ES JEHOVA DE LOS EJERCITO,POR ESO LO ALABARE POR TODAS LAS NACIONES PORQUE GRANDEZ ES SU MISERICORDIA*
Responder MARIA ELENA MARCHAN
21:27 Eel 18 Ee julio Ee 2016 
GRACIAS POR TAN HERMOSO MENSAJE. PUDE SENTIR LA PRESENCIA DE DIOS LEYENDOLO Y COMPRENDI QUE SOLO CON SUS FUERZAS PODRE SALIR DE ESTA SITUACION QUE VIVO
Responder Rosa Maria
15:31 Eel 5 Ee abril Ee 2016 
Gracias por compartir la palabra de Dios y su promesa,me sentia paralizada por el temor la angustia.Al leer la palabra de Dios me senti reconfortada,Dios es mi escudo y proteccion.Amen ❤️
Responder mizoe917
21:14 Eel 12 Ee mayo Ee 2015 
Amén!! Dios es fiel y siempre llega a tiempo, solo tenemos que aprender a esperar y descansar en Sus promesas.
Responder sonia
20:47 Eel 12 Ee mayo Ee 2015 
Este mensaje ha sido de mucha bendicion a mi vida, Realmente me he visto reflejada en la situacion. Dios es fiel.