Dios toca a tu puerta

 

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él y él conmigo." Apocalipsis 3:20  

Blog

En manos del alfarero

Publicado el 15 Ee marzo Ee 2013 a las 23:45

 

Jeremías 18:1-6 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo: “Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. Y descendí a la casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le parecía mejor hacerla. Entonces vino a mi palabra de Jehová diciendo: ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? Dice Jehová: He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel."

Primeramente nosotros podemos ver en este pasaje que una de las cosas que son muy importantes, es recibir la palabra de Dios, y para poder recibir la palabra de Dios, hay necesidad de ir a la casa del alfarero.

Este pasaje bíblico habla además, de tres ingredientes: la rueda, el barro y el alfarero. La rueda simboliza en nosotros las circunstancias de nuestra vida, las adversidades que nosotros enfrentamos día tras día. El barro simboliza al hombre y el Alfarero simboliza a Dios.

Y es que todos debemos tener en mente que somos como el barro y que Dios moldeará nuestra vida cada día. Puede que en ese proceso (la rueda) haya momentos de dolor, momentos en donde aquellas áreas que necesitan mucho ser moldeadas tardarán un poco de tiempo. También hay que pasar por el horno, por el fuego (seremos probados) para que ese barro agarre fijeza y luego viene la parte de pulido, pintura y decoración.

¿En qué parte del proceso te encuentras?

Pueda que el tiempo haya pasado y tú no ves que hayan cambios en tu vida, ¡No te desanimes!, el Alfarero aún no ha terminado contigo. Hoy Dios quiere recordarte que te tiene en sus manos y que a pesar que muchas veces el proceso de transformación en nuestra vida sea doloroso, no temas ni dudes. El ha prometido terminar lo que comenzó y cuando una pieza de barro es terminada, el producto final es increíble, pues es difícil imaginarse que un poco de barro desenterrado podía llegar a convertirse en una pieza fina y hermosa.

“estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”. Filipenses 1:6

 

 

 

 

Categorías: PREDICAS

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

1 Comment

Responder yaneth susarrett
10:55 Eel 31 Ee mayo Ee 2015 
Dios quiere hacer en nuestra vida....... Una vasuja nueva y comforme al medelo de el